Eneatipo 7

Personas que buscan múltiples opciones y futuros positivos. Pueden ser polifacéticos, afirmadores y generosos o pueden comportarse de forma narcisista, ser escapistas e insaciables.

7-perro

Considerando que los Cincos se retiran socialmente y los Seis se vuelven dudosos o suspicaces, los Sietes manejan sus inseguridades de una manera muy diferente. Las personas con este estilo tienden a suprimir y escapar de sus miedos enfocándose intencionalmente en lo positivo e imaginando planes, opciones y posibilidades. Los Sietes son re-encuadradores naturales dado que se enfocan en el lado luminoso de las cosas; hacen limonada sin limones, y se mantienen alegremente activos. El punto defensivo de esta estrategia es el de evitar el dolor interno y ser difícil de alcanzar como si fuesen un blanco móvil.

¡Ah! ¡Soy un pirata estupendo!… Voy de aventura en aventura, de puerto en puerto, embarcándome y embarcando a otros a una singladura sin igual. ¡Vengan! tendremos aventuras, amoríos y uno que otro desamorío pero es nada comparado con lo bien que lo vamos a pasar. Cazaremos un tesoro, nos lo gastaremos y buscaremos otro mayor.

Soy un portentoso creador de mapas, utilizo mi ingenio para conectar aquello que otros sencillamente no ven: “Es que son tan aburridos… y hasta un poco lerdos (dummies) ¿Cómo es posible que no se den cuenta de todas esas cosas que parecen evidentes?… bah peor para ellos.”

Los Sietes en su mejor momento son personas renacentistas y polifacéticas capaces de desarrollarse favorablemente en muchos ámbitos totalmente dispares entre sí. Las personas sanas con este estilo son normalmente aventureras y multi-talentosas, con un entusiasmo auténtico por la vida. Como niños, sin ser infantiles, los Sietes sanos son enormemente receptivos. La mayoría tienen una perspectiva positiva y estimulante y pueden apreciar de manera entusiasta los regalos que otorga la vida, incluso los más pequeños. Muchos poseen una amistosa mezcla de encanto y curiosidad; pudiendo ser creativos, extrovertidos, generosos con los amigos y constantemente interesados en los nuevos horizontes. Los Sietes sanos son normalmente muy elásticos y suelen regresar fortalecidos de la pérdida y la calamidad. También suelen ser leales y sensibles.

7-pajaritos

Aceptar la dimensión dolorosa de la vida le otorga al Siete mayor profundidad y por consiguiente refuerza su alegría. Muchos Sietes reportan que al estar dispuestos a hacer los compromisos apropiados, esto genera una estructura global dentro de la que aun pueden encontrar variedad en sus vidas.

Cuando están menos sanos, las personas con este estilo son propensas al escapismo e intentan evitar el dolor tanto en ellos como en los demás. Trasladan su poder personal hacia fuerzas externas que pueden confinarlos, restringirlos, deprimirlos o juzgarlos. En esos momentos, paradójicamente, pueden rodearse con las personas y las circunstancias que posteriormente los harán sentir obligados o encerrados. Después de crear ellos mismos una cárcel de expectativas y obligaciones, se sienten desvalidos, como si no tuviesen opción alguna. Para compensar esta sensación, hiperflexibilizan su capacidad de elección y se dispersan en un sinfín de actividades evadiendo la responsabilidad del momento.

Los Sietes controlan y subliman su dolor complaciendo sus apetitos. Éstos pueden ser por comida, adicciones, ideas, actividad, personas, nuevas experiencias, etc. Los Sietes ya en mal estado devoran la vida pero no lo digieren. Buscan afuera la novedad, intentando mantenerse “elevados” a través de condimentar la realidad con sus imaginaciones y fantasías de lo que será. Pueden ser diletantes, impulsivos, rebeldes, impersonales, locuaces, narcisistas y codiciosos. Pueden abrigar muchos intereses pero indiscriminadamente; su conocimiento es extenso pero no profundo, más bien como un “milusos”.

Muchos Sietes tienen problemas con la ejecución. Tienden a ser fuertes en comenzar la acción pero débiles en la continuación. Normalmente no les asusta iniciar un curso de acción o un nuevo proyecto. Su dificultad estriba en la aplicación diaria de tareas a largo plazo y en soportar su aburrido alargamiento.

Algunos Sietes temen el proceso. No tienen ningún sentido bien desarrollado de cómo hacer las cosas paso por paso. El pensar en poner un pie delante de otro no sólo es aburrido sino más aún: espantoso.

¡Ay! ese pirata no sabe en qué árbol colgarse y ése es su talón de Aquiles: el COMPROMISO. El centrarse en ese rumbo hacia el Cinco que es visto como un mar… la mar de lento, de pastoso, de aburrido y soso, pero que en el fondo le conviene.

Bajo tensión, los Sietes también adoptan aquello que llaman encuadres “como si” dónde crean fantasías positivas sobre el futuro y pretenden que estas sean reales y estén presentes. A veces evitan las situaciones difíciles de esta manera, eliminando la necesidad de esforzarse, los riesgos del fracaso o el tener que juzgar sus acciones.

Cuando los Sietes están profundamente enfermos, la línea entre la realidad y la fantasía se pierde drásticamente. Crecen obsesionados con visiones grandiosas y a menudo se inflan narcisistamente. Los Sietes muy enfermos puede rechazar completamente la responsabilidad por sus acciones y resistir todo limite realista en su conducta. Pueden ser salvajes, impacientes, caóticos, delirantes y explosivos. Las tendencias hacia las adicciones y los ciclos maníaco-depresivos crecen fuertemente. Puesto que nunca pueden satisfacer permanentemente sus apetitos, puede zambullirse precipitadamente en el hedonismo, buscando más que consumir. Cualquiera que se ponga en el camino de un Siete maníaco será derribado; son rotas todas las promesas hechas a los demás.

Uhmmm recuerdo ese día en que dejé de ser peter pan para Ser Peter Pan. Sí. El que no tiene sombra ¿Lo sabías?… ¿Sabes porque Peter Pan no tiene sombra? Sencillamente porque la Luz sale de su interior! Bueno ¿eh?

Pues ese día al dejar la cabeza sin hacer tantos planes de futuro recibí un mensaje, en una especie de botella o de lámpara mágica… era mi Peter Pan, mi Genio interno… inGenio y esa chispa o voz interior me conectó de repente con mi VOCACIÓN… Es ahí cuando me di cuenta de lo que significaba mi nombre de pila. Y por supuesto de esa pila es de dónde sacaré las fuerzas para desempeñar mi Misión.

Ahora ya conozco una de las cualidades o virtudes con la que he sido “bendecido” y he pasado de dejar el Grog (bebida de los piratas) al Aquavitae (Agua de la Vida)… Si… he conocido al ENTUSIASMO que es mucho más que el optimismo o la alegría o el buen humor… Es saber que tengo dentro algo que me anima, una Chispa Divina y esa chispa es como una brújula que inteligentemente, a partir de ahora, me va a marcar el rumbo para dejar de piratear mi vida y ser verdaderamente original en el cumplimiento de mi Misión.

Así en vez de pirata errante seré un Peregrino consciente y ¡viviré la vida plenamente como una peregrinación o Jubileo 5 estrellas!

7-perro-2

Centro: Pensamiento
Estrategia: Esforzarse por sentirse feliz
Fijación: Planificación
Visión de sí mismo: “Yo divierto”
Estructura de temor (lo que evita): Dolor
Estructura de deseo: Sentirse feliz
Trampa o justificación: Positivismo
Otros descriptores: Permisividad, hedonismo, interés por lo remoto y lo extraordinario, orientación futurista, satisfacción imaginaria del deseo, rebeldía, falta de disciplina, complacencia seductora, generosidad, encanto, narcisismo, persuasión, fraudulencia, charlatanería.

 

Las fotografías originales son gentileza de Moyan Brenn y mkhmarketing en Flickr.

One thought on “Eneatipo 7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *