Eneatipo 1

Curso de Eneagrama en España

Personas que suelen comparar la realidad con un conjunto de normas o estándares internos. Pueden ser objetivos, equilibrados y orientados a la excelencia o represivos, críticos, y perfeccionistas.

Quijote
Los Unos tienen una tendencia muy acentuada de manera inconsciente para comparar la realidad con lo que esta debería de ser. Usualmente tienen un conjunto de normas o ideales con los que se miden y con los que comparan el comportamiento de los demás y del mundo a su alrededor. Estos ideales difieren de persona a persona. Algunos podrían preocuparse por las normas espirituales mientras que otros se enfocan en los buenos modales. Otros podrían ser los reformadores sociales y en otros simplemente se manifiesta como el deseo de vivir vidas correctas o justas y mejorar en las labores que desempeñan.

En su mejor momento, son especialistas en la evaluación objetiva. Mucho más que otros estilos en el eneagrama, los Unos pueden ser éticamente discernidores, desapasionados y justos. Pueden ser tanto excelentes sacerdotes y jueces como críticos sociales constructivos. Pueden ser generosos y moralmente heroicos, podrían sacrificarse personalmente en aras de un ideal. Si tienen una causa o una misión, trabajarán enérgica y responsablemente para cumplirla.

Valoran la ética y la integridad por sobre la conveniencia, ganancia o las soluciones facilistas. Las personas con este estilo a menudo despliegan un perfeccionismo equilibrado y alegre que armonizan con el perdón y la compasión. Poseen una gran capacidad para la sensatez y la moderación. Son personas de principios fuertes y de mucha energía orientadas a la acción. Prestan atención al significado de los actos. Buscan las verdades eternas y confían en ellas. Son visionarios con miras claras de lo correcto y el modo de alcanzarlo.

El Caballero del Grial

Son Quijotescos. Como le decía Don Quijote a Sancho: “Todo caballero andante ha de tener un propósito o una Dama a la que rescatar…”

El talento de los Uno es la Visión, es tener un Causa a la que dedicar sus energías, su acción y en último caso su vida. El propósito en esa causa es reestablecer una brecha, una desigualdad, una afrenta… Al fin y al cabo lo que quiere es reestablecer el orden y la justicia. Crear un mundo mejor, un mundo ordenado, un Cosmos… lo más parecido a ese anhelo de Perfección que le inspira.

Cuando los Unos no se encuentran bien, su preocupación con los principios y los altos ideales degenera en una preocupación más mundana por las reglas y las normas. De forma tal que pueden iniciar cruzadas por una causa que tiene, sin embargo, más promoción del ego de lo que ellos mismos se dan cuenta. Confunden la moralidad con el moralismo y el discernimiento con el juicio.

Los Unos menos sanos podrían sacrificarse para mantener las reglas, pero inconscientemente resentirse. Pueden ponerse críticos o enfadados cuando su celo de reformas no es compartido por el mundo en general. Y en general el mundo no lo comparte. Podrían trabajar aun muy duramente y sostener normas estrictas de conducta, pero su discurso puede tornarse punzante por sus ácidos comentarios, dado que su irritación los atraviesa sin que lo noten. Su calma y perspectiva ética, puede denigrar en un pensamiento polar o dual —o proposiciones de ni esto ni lo otro tampoco, dilemas de bueno o malo que reducen las situaciones complejas a simples opciones de blanco y negro olvidando todos los matices.

El esfuerzo de un Uno por ser bueno es una empresa muy tensa, a la vez que lo lleva a menudo a la conducta rígida, la exigencia y la preocupación obsesiva. Muchos luchan con sus deseos, sobre todo los malos. Éstos son a menudo de naturaleza sensual, todo lo contrario de lo que cualquier Uno considera una conducta buena y virtuosa.

Ahí mismo radica su Talón de Aquiles, en esa Visión clara y transparente en la que no existe maldad, sino bondad e Ideales. El Caballero siente la urgencia de acometer su Misión que el destino ha dispuesto para él y precisamente por tenerla tan clara, ¿Qué es lo que pasa? Sencillamente ¡que la quiere ya! Pero los que le acompañan en tal Misión no lo tienen tan claro, o el mundo no está todavía preparado para tales eventos. Y entonces sucede que el Caballero al no poder mostrar su indignación y rabia, pues eso iría contra sus principios de educación y compostura, lo que hace es reprimirlos y ocultarlos – aunque sean visibles para todo el mundo- y esa ira reprimida es lo que conocemos por frustración, que no es otra cosa que imposibilidad de lograr el ideal.

Eneatipo 1

Es importante considerar “las buenas intenciones” que hay detrás del juicio de un Uno. El resentimiento o frustración surge de la motivación que no consigue su objetivo de lograr un Propósito en este mundo. En ese sentido se asemejan a un Atlas que carga en sus espaldas un mundo. Asumen dicha responsabilidad pero esto les genera mucha tensión… y por supuesto enfado. Como el niño que mira por la ventana que limpia, mientras los demás niños juegan fuera. También le gustaría estar fuera pero, de una u otra form,a sabe que está haciendo lo que le corresponde aunque no puede evitar crispar las manos mientras continúa limpiando.

Los problemas sociales pueden surgir porque los Unos tienen problemas para saber cuando están enfadados y no comprenden cuanto de irritados y represivos suenan a los demás. Cuando se sienten inseguros o criticados, la reacción defensiva de un Uno es comenzar a juzgar. Sencillamente no aceptan la realidad tal cual es y no esperan que usted lo haga. Cualquier cosa que desaprueban de sí mismos lo condenan en los demás. No pueden permitirse actuar mal pero eso no significa que no lo deseen. Los Unos en este estado tienden a negar o contener sus deseos y entonces los proyectan al exterior. Así un Uno podría ver una invitación para nadar en un día de verano y de repente empezar a hablar sobre los males de la pereza y los trajes de baño tan pequeños que la gente usa hoy día. Los Uno transfieren su deseo sensual de nadar hacia el ambiente y entonces incriminan al deseo.

Las personas en muy mal estado, con este estilo, pueden crecer obsesivas, paranoicas y celosas. Pueden ser crueles y persecutorias al servicio de la bondad. Muchas formas de fundamentalismos religiosos e ideológicos se disparan a través de este espíritu de enferma Unosedad.

Así encontraremos al Caballero frustrado, cuando no ha aprendido las lecciones de Vida que implican una Recta Visión junto con una amplitud de miras y una tolerancia ante los primeros fracasos en esa Misión, que le llevará a obtener una Paciencia y a no entrar en disputas para tener la razón. Esa lucha por no tener razón cuando sea vencida, transformará a  ese Caballero y será un Heraldo que llevará el Grial en alto y dará de beber a aquellos que se lo pidan.

Entonces su Vida estará plena de sentido y el rescate habrá sido la redención de su propia alma. Al final la Dama a rescatar no era otra que su propia cualidad humana y su capacidad de disfrutar el “proceso” de estar vivo.

Dulcienea

Centro: Instintivo
Estrategia: Esforzarse por sentirse perfecto (integro)
Fijación: Resentimiento
Visión de sí mismo: “Yo reformo”
Estructura de temor (lo que evita): Furia abierta
Estructura de deseo: Relajarse cuando “todo” esté en “su sitio”
Trampa o justificación: Perfección
Otros descriptores: Crítica, exigencia, dominación, perfeccionismo, hipercontrol, autocrítica soterrada, disciplina, irritación no expresada, rigidez, puritanismo, autoconfianza.

Las fotografías originales son gentileza de Juan Carlos Martins, Patrick McDonald, y Michael Fraley en Flickr.


14 Comentarios

  1. IraContenida

    Hola, disculpame, ¿es posible que vuelvan a poner las páginas con las sensaciones capitales de cada eneagrama? Era lo mejor y lo que volvía a la página única. Desde ya muchas gracias.

    1. Jorge Mendoza H.

      IraContenida, la sección que nos comentas de “Pasiones Capitales” también es una nuestras favoritas. Es una forma distinta de ver los 9 eneatipos. Tenemos contemplado publicar estos artículos en alguna semanas más. Gracias por la sugerencia.

  2. marta

    llevo un lio. me salió tipo 2 en un test anterior de otra página, tambén el 8 y ahora el 1, la verdad que me siento igual de identificada en los tres eneatipos. quien soy?

  3. Jorge Mendoza H.

    Qué lío Marta y te voy a liar más. Tienes puntajes altos en 8, 1, 2 y 4. Se aprecia mucha emoción y reacción en todos estos eneatipos. Eso es lo que tienen en común. Desde fuera y sin mayor información tendría que dejar abiertas estas 4 puertas. Sé que no es la respuesta que deseas oír, pero al menos hemos bajado las posibilidades de 9 eneatipos a 4 posibles.

    Mi sugerencia sería que te acercaras a un taller de Eneagrama. Si no lo ves viable o no de momento, te sugiero comenzar con los audios de Las Nueve Puertas de Cristina Moreno, que de una manera lúdica y con una estupenda selección de música nos va llevando de la mano para adentrarnos en los nueve eneatipos.

    Acá el link:

    http://mx.ivoox.com/es/nueve-puertas-del-eneagrama-audios-mp3_rf_15300909_1.html

  4. Joseline Chavez

    Muy aprovechable tal información. Agradezco la oportunidad de conocerla. Realicé el cuestionario, realmente estoy de acuerdo con el resultado, para verificar hice otro test, y fue la misma respuesta.

    Me encantó ampliar el conocimiento de mi misma.

    Gracias!

  5. Jorge Caldera Mercado

    Muy acertado. Es la segunda vez que realizo el test y he apreciado que ha develado más quien soy. Muchas gracias por su gran labor al mantener esta página. 😉

  6. y soy tal cual la descripcion

    Realmente, estoy sorprendida… con 54 años no puedo negar lo que soy o siento, puedo disfrazarlo a los demas, pero a mi…imposible!!! gracias, me dio 1 .

  7. Laura

    Qué lio ! lo hice dos veces y una me salio 6 y ahora 1 … otro test me dio 4 ! me siento un poco identificada con todos jaja

    perdon por la falta de acentos, escribo desde un teclado extranjero.

    Un saludo

    Laura

    1. Juan

      Laura, como tu, yo también tenía dudas entre el 1 y el 6. Y aunque el resultado del test me dio el 1, la triada que obtiene mayor puntuación, con diferencia, es la “5, 6 y 7”. Después de leer una vez más las características de ambos eneatipos, tengo claro que me identifico con el 6 (que por cierto, debido a sus “miedos”, es muy indeciso y de ahí que nos cueste tanto identificarnos con un eneatipo). Ahora lo tengo claro, así que, a trabajar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *