Pasiones capitales

Pasiones capitales en el Eneagrama. De niños nos enseñaron que eran siete los pecados capitales y que de ellos derivaban todos los demás. Siendo “cabeza” y origen de todos los pecados, eran “mortales” de necesidad, de modo que, si uno se moría sin confesar, aunque hubiera cometido sólo uno de ellos, se iba de patitas al infierno.